"Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad"

LOS PRIMEROS HOMBRES LIVITAQUEÑOS

Hace miles de años, habitantes por estas tierras andinas hombres que habían aprendido a guardar los productos recolectados y daban muestras de la domesticación de animales y el cultivo de los primeros productos, sus viviendas tenían ciertas estrategias para defender de algunos ataques constantes, una táctica de los primeros pobladores de Livitaca y otros asentamientos fue buscar lugares seguros que puedan garantizar su buen vivir. Este es el caso por ejemplo de la ciudad de “Mauk’a Livitaca”, un asentamiento humano que albergo a cientos de familias, sea cual sea el caso es que la forma de su construcción y la ubicación en la cima de una montaña andina dice mucho de los que habitaron aquí. Estas personas tenían la necesidad de asentarse en zonas de difícil acceso ante sus enemigos. Amurallaron los alrededores de los cerros donde fijaban sus establecimientos, seguramente para repeler los ataques de otros grupos y así garantizar la vida en grupo.

LIVITACA EN TIEMPOS PRE-COLOMBINOS

Luego de todo un proceso de vida en busca de una sociedad más estable, con ciertas normas y otros conocimientos avanzados como la agricultura y la ganadería. Los pobladores de estas zonas, organizadamente empezaron a cultivar y domesticar animales. Entre los principales animales domesticados, está la Llama y la Alpaca, entre los principales productos que empezaron a cultivar están la papa, olluco, oka, y otros tubérculos que consumían como el K’apasho, sabemos también sobre los productos como la quinua, Tarwi, Maiz y otros, que fueron cultivados en zonas más cálidas.

LIVITACA EN TIEMPOS DEL INCANATO

Durante la expansión Inca LOS LIWITACAS tuvieron como gobernante al príncipe WAKARI, que después de un enfrentamiento tenaz fue sometido por la superioridad numérica del ejercito inca comandado por Mayta Capac, cuenta la tradición que el príncipe WAKARI al ser arremetido por el numerosísimo ejercito inca decidió enclaustrarse en su palacio junto a sus huestes, antes de someterse al dominio de los Incas, posteriormente en premio al valor y coraje los dioses los petrificaron para su perennidad en rocas, los mismos que se pueden apreciar en las estalagmitas y estalactitas de las grutas de WARARI (Tradiciones peruanas Ricardo Palma).

LIVITACA EN TIEMPOS DE LA COLONIA

Los españoles llegaron al Perú y luego de establecerse en el Tawantinsuyo, muchos Hombres caminaron en busca de riquezas y otros optaron por hacerse dueños de tierras Incas, es el caso de Livitaca, sus tierras más apropiadas para al a ganadería, agricultura y maniría fueron repartidos entre los primeros españoles que posesionaron estas tierras para su dominio. Livitaca se fue convirtiendo en una zona dedicada a la producción ganadera y agrícola, sus llanos y bofedales proporcionaban el ambiente ideal para la crianza de vacunos, ovinos, caballos y otros animales menores.
Livitaca fue en esta época un asiento minero muy importante, la mejor prueba de ello son las numerosas bocaminas, como la de Oro en Wininkiri, de Plata en Q’echa, entre otras. También tenemos los vestigios de un obraje español regentado por los Padres Mercedarios en el lugar denominado Occaruma el mismo que fue incendiado por Túpac Amaru durante su levantamiento. Relatan las crónicas que durante la gesta libertaria de José Gabriel Condorcanqui Túpac Amaru II, tuvo como uno de sus capitanes al livitaqueño Ramón Ponce, hecho por el cual una vez ajusticiado Túpac Amaru una de sus piernas fue enviado a Livitaca y colgada en el arco aledaño al templo matriz de distrito a manera de amedrentamiento contra los pobladores de esta zona.

LIVITACA EN TIEMPOS DE LA REPUBLICA

Durante esta época Livitaca ha venido enfrentando diversos sucesos sociales, políticos, económicos y culturales hasta la actualidad.